Yacimientos

El Complejo kárstico de La Araña se localiza en el sector oriental de La Bahía de Málaga, y cuenta con una de las mayores y mejores concentraciones de yacimientos arqueológicos del Pleistoceno Superior de la franja costera de Andalucía. Mencionaremos – por citar algunos – Angostura, Aparcamientos, Caseta del Guardia, Cueva del Humo, y los Abrigos 2, 3, 4, 5, 6, y 10, en los cuales están presentes diversas ocupaciones antrópicas, con presencia de industria de tipo Paleolítico Medio, así como otros ya destruidos (Abrigos 11 y 12 del Complejo del Humo), en donde igualmente se detectó esta ocupación.

Cueva del Humo


Ha recibido otras denominaciones como Cueva del Montijano y Raja del Humo (Sánchez, 1947 y Gálvez 1975). Es la cavidad mayor y que da nombre al complejo. Por lo comprobado hasta ahora tiene un relleno que oscila entre 3’70 y 4 m. de potencia, sin haber llegado aún a muro. Se realizó una campaña de excavaciones en 1942 en la parte de la entrada (Sánchez, 1947). Los materiales fueron revisados por Leiva Rojano y Ruiz González (Leiva y Ruiz, 1977). En 1983/4 se retranqueó el perfil este de esta excavación, apareciendo la estratigrafía de forma nítida, distinguiéndose tres unidades sedimentarias: La basal es una capa de sedimentos marinos carbonatados a una profundidad de entre 4’20-5’67 m. s. n. m. Entre sus gravas aparecieron dos cantos tallados. La segunda unidad se desarrolla, de abajo hacia arriba, desde los sedimentos marinos hasta una gruesa capa carbonatada que ostenta una irregularidad en el perfil (Ramos et al 1998 ) sobre la que se han vertido diversas interpretaciones, desde la huella de un posible poste hasta la sección de un paleo canal. Hará falta excavar la zona para poder pronunciarnos con más datos y precisión.

Abrigo 3


Sobre el abrigo 3

A primera vista, tal como se contempla hoy, el Abrigo 3 es un cavernamiento que se extiende unos 30 metros en dirección oeste-este, ocupando parte del Paleoacantilado Inferior de la escama de calizas jurasicas de La Araña (Ferre y al., 2000), con una escasa penetración en el farallón rocoso en sentido norte. Presenta unos sedimentos adheridos a la pared rocosa del acantilado, que se elevan hasta una altura de unos 5m sobre el suelo de la vieja cuneta de la antigua Carretera Nacional 340 que lo bordea. En la campaña de excavaciones de 1983 se pudo comprobar que los sedimentos seguían en profundidad 2,5m más, sin haber llegado aún a muro. El paquete sedimentario-con sus diversas divisiones  estratigráficas-ofrece un aspecto homogéneo en su deposición . Un análisis más minucioso nos muestra que la composición del abrigo es más compleja de lo que parece, presentando distintas partes diferenciadas, razón por la que se zonificó en diversas áreas, en sentido oeste-este.

Abrigo 4


Sobre el abrigo 4

Se encuentra al este del Abrigo 3. Es el abrigo que ha mostrado hasta ahora la mayor potencia sedimentaria (10 m.), sin haberse llegado aun al fondo. La serie estratigráfica ofrece, igualmente, dos grandes bloques: Una unidad inferior con menos litología e industria musteriense, y una unidad superior con abundante litología y dos niveles de grandes rocas de las que se han detectado niveles del paleolítico superior (Ramos et al, 1998).

Abrigo 6


El Abrigo 6 está situado al este de la Bahía de Málaga, en la desembocadura del arroyo de Totalán, junto a la carretera nacional 340. Sus coordenadas U.T.M. son: 382.340-4.064.113. El abrigo forma parte del amplio complejo de abrigos y cavidades kársticas denominado Complejo del Humo y que ya ha sido situado por trabajos anteriores (1). Las secuencias estratigráficas y culturales han sido igualmente tratadas en artículos ya publicados.

El hallazgo

En la excavación de 1983, autorizada por la Delegación Provincial de Cultura de Málaga, para comenzar las investigaciones científicas en el Abrigo 6 del Complejo de Humo, en su tramo A, fue recuperada una pieza de especial interés. Se trataba de un canto rodado de unos 11 cm. de largo, 6’5 cm. de ancho y algo menos de 2 cm. de grueso. En una de sus caras presentaba tres grabados y en la otra se apreciaba una fuerte erosión.